Lamentablemente, hoy en día, el robo cibernético es cada vez mayor, y muchos de nosotros hemos sido víctimas de estafas.

No obstante, no confíes solo en los datos de la web, muchas veces es más traidora de lo que creemos, sobre todo si hablamos de cuestiones de dinero. No te fíes, ni mucho menos, aunque que tenga el candadito al inicio de su URL, ya cualquiera puede obtenerlo, hasta de manera gratuita.

Y por último, es que ya no te puedes fiar ni de las reseñas de la página web. Los ciberdelincuentes son cada vez más inteligentes, con eso os digo todo.

¡La magia de nuestras conversaciones!

Como he dicho antes, los ciberdelincuentes se han masificado por internet. La publicidad en las redes sociales es cada vez mayor, y qué no decir cuando hablas con tus amigos, familiares y estas degustando del cafecillo de las mañanas, hablando de de tal producto, sueños, lugares que te gustaría ir, etc…Y magia,  en nada miras el móvil y ya tienes un “boom” de publicidad de todos los temas que has hablado. O de algún tema en el que hayas hecho especial énfasis. Si es que hoy en día ni tu teléfono es seguro. Sí, llevamos un pequeño soplón en nuestros bolsillos.🤫

Que no nos sorprenda toda esa publicidad de gangas y ofertas que aparecen en nuestros smartphones. En parte, tenemos una pequeña responsabilidad por haberles otorgado ese derecho ya que muchas aplicaciones nos piden que aceptemos los términos y condiciones, y no lo negaremos, la mayoría lo aceptamos sin leer absolutamente nada (esas letras tan pequeñas que hasta pereza nos da leer 😁). 

Sabías además que, por defecto, nuestros móviles mantienen activo el micrófono para el uso de los asistentes virtuales, como Siri para el caso de iPhone, o el de Google para Android. ¡Bingooo! Así que por ahí escuchan gran parte de nuestras charlas.

Pero que no cunda el pánico, porque podemos silenciarlo. En iOs, la opción de privacidad-micrófono nos permite comprobar qué aplicaciones tienen acceso al micrófono y cómo desautorizarlas. En Android, podemos desactivar la activación del asistente al decir “Ok, Google”, desde la propia aplicación.

Aunque todavia continúa siendo un gran misterio, pese a desactivar el micrófono y de no ejecutar ninguna orden, seguimos teniendo una gran cantidad de anuncios en nuestras redes sociales. Y es que, al aceptar las políticas de cookies cada que visitamos un sitio, estamos dando autorización para recabar información sobre nosotros.

Es inevitable no aceptar esas galletitas 🍪 para continuar leyendo dicho articulo o seguir haciendo tus compras online. ¿A que sí?

¿Cómo sé que una web es fiable?

  • La opción más básica es verificar si a lado de la URL tiene un candado, lo cual quiere decir, que la conexión es segura. Es una buena señal. ✔
  • Cuando haces clic en el candado puedes verificar el tipo de certificado SSL que tiene el sitio web. También nos sirve para evitar DNT(Do not track).✔
  • Puedes chequear la página web para rastrear virus y la seguridad de la URL mediante el siguiente enlace, es gratuito y te ahorraras muchos disgustos:
  • Otro método es comprobar quién está detrás de la URL que también es gratuita y bastante eficaz:
  • Además, de aquellas señales, pueden verificar que una web no es segura cuando hay una gran cantidad de publicidad agresiva, solicitud de información de datos personales (ojo una web segura jamás te pedirá tus datos personales) y anuncios con errores gramaticales o faltas de ortografía. ¡Tened cuidado!
  • La empresa debe cumplir con la normativa PCI-DSS (Payment Card Industry Data Security Standard) y el Protocolo 3D Secure. El cumplimiento de ambos será verificado al momento de realizarse el pago. 

Y si la página tiene muchas reseñas postivas, ¿eso es buena señal?

Que no te engañen, porque incluso las reseñas pueden ser creadas o compradas con el fin de conseguir un nicho de mercado objetivo a quien engañar. Cuando realices tu compra va a parecer «real», pero la empresa puede desaparecer en los tres días siguientes de tu compra sin dejar ningún rastro. Así que, las reseñas positivas de un tienda/página no son un señal segura de compra.

Pues bien mis cerditos valientes espero que estos pequeños truquillos os guíen un poco en las compras por internet, ya que cada día el mundo virtual esta más de moda. Que no os tomen el pelo, y estad alerta ante posibiles fraudes online.

Sobre el autor

Una persona despistada, olvidadiza pero feliz.

También te puede gustar:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: