Fiel amante de las calas y las playas 

Debo confesar que hace un par de años, me desagradaba la idea de tener que ir a la playa. Me tocó una familia con la que para ir a cualquier sitio debíamos madrugar, ya podéis imaginaros el escenario. Despertándonos un domingo muy temprano para pillar buen sitio en aquel desértico edén. ¿Era realmente necesario todo ese sacrificio? 

La verdad es que debo reconocer que, en parte, el madrugón merecía la pena. Especialmente por el hecho de disfrutar del amanecer, aunque soy más de atardeceres 🤣 🤷.

¿Playa o Cala? 

Me decanto por las calas, eso no quiere decir que no me guste la playa. Ahora, ADORO la playa. Tirar la toalla en esa suave arena, mientras expongo mi piel morena, ya de por sí de nacimiento, a los rayos de sol y ponerme negra…como vuestras conciencias😂. Sin duda, amo esa sensación de paz.

Pero, si tengo que elegir, ¿qué creen?…me quedo con las calas. No puedo resistirme a sus rutas de senderismo, y la tranquilidad que me transmite caminar por esas serpenteantes sendas. Caminar por esos senderos mientras escuchas de fondo como las olas rompen, y  sentir que la vida se detiene un segundo, mientras contemplas a lo lejos semejante belleza de la madre naturaleza. Es increíble. Lo disfrutas, lo sientes, lo VIVES. 

Me confieso amante de las calas, y como punto a su favor, en parte gracias a esta pandemia, he de decir que las calas suelen estar menos masificadas que las playas.

¿Qué es una cala? ¿Qué es una playa? 

La cala es un tramo de la bahía en forma de concha, algunas presentan tramos más grandes que otras pero todas ellas están rodeadas por flora salvaje.

Una playa es un lugar con una gran extensión llana de arena y, en su gran mayoría, se hallan rodeadas por chiringuitos. Otros por grandes palmeras donde puedes disfrutar de su sombra o que están muy cerquita del pueblo.

A continuación, os ofrecemos nuestras recomendaciones, una selección de pequeños rincones bañados por el mar, que os ayudarán a escapar del ajetreo de la ciudad y del bullicio de esas «famosas» playas atestadas de gente. Las ganas de ir ya quedan en vuestras manos, así que viajad, probad, y quién sabe…quizás nos crucemos en el camino.

En este caso haremos especial mención a la zona costera de Cuevas de Almanzora

  • Cala de “La Invencible”

En este lugar podemos encontrar viejos embarcaderos y chimeneas. Es un lugar muy bonito que nos transporta al pasado minero de estas tierras.

🚩 https://goo.gl/maps/VMLuwjLziXjhFRPt7

  • Cala “El mal paso”

Es una cala pequeña, acogedora y de aguas muy tranquilas. Cerca de esta Cala puedes visitar también las Ruinas de la Fundición Esperanza II. 

🚩 https://goo.gl/maps/oxJdjLcqNwzptKvm9

  • Cala Peñón Cortado

Una de las más hermosas de la zona, es un sitio paradisíaco. Está encajada entre escarpados acantilados que hacen que el lugar sea de difícil acceso, pero que sin lugar a dudas merece la pena conocerlo. Alrededor le rodea una gran cantidad de vegetación propia de la zona, de color marfil.

🚩 https://goo.gl/maps/iqyVhNumQm8XmXh38

  • Cala Fragua

Una de las ventajas de visitar estas calas es que no suelen ser muy transitadas y esta no podía quedarse atrás, así que la podrás visitar en solitario. Tiene un terreno moderadamente rocoso, acompañado del sonido de las olas, y esa sensación tan bonita que te sobrecoge cuando estás mirándolo.

🚩 https://goo.gl/maps/WqVGFhhrLc4QL2bS8

  • Las Conchas-Ruinas

Como su propio nombre indica, se trata de una cala en forma de concha, además dicha zona recoge los restos de importantes actividades mineras. 

Es muy recomendable para el buceo por sus aguas tan cristalinas.

🚩 https://goo.gl/maps/oNo7yQbYCfURcT7G6

  • Cala del Pirata

Recalcamos que lo mejor es que son zonas pocas concurridas por lo que puedes disfrutar y sacarle el provecho al máximo. Puedes hacer snorkel, buceo, tumbarte a tomar el sol, como si fuera tu playa privada. Todo un sueño hecho realidad.

🚩 https://goo.gl/maps/14sbZCnmqsHB1Scz9

  • Cala Infalible

Aunque el acceso a esta cala es un poco difícil, cuenta con un pequeño parking. Lo mejor es que puedes llevar a tu compañero peludo contigo, y eso es lo que más me encanta de las calas, que ellos también pueden disfrutar de estos parajes. Y dejar muchas huellas en el camino. 🐶🐾

🚩 https://goo.gl/maps/PzWkXBRCdrzsk6XWA

  • Playa Cala Cristal

Hace dos años, cuando fui por primera vez, no estaba tan concurrida, a diferencia del verano de 2020, que no pude pisarlo ni una sola vez , siempre había una aglomeración de gente increíble. Lo mejor para mi fue evitar sitios masificados, que como esta la cosa…siempre viene bien. Independiente de esto, este lugar es increíblemente maravilloso, sus aguas tan cristalinas, verde claro, pasando por azul turquesa. También se encuentra entre abruptos y escarpados acantilados que hacen que frenen el golpe de las olas, brindándonos un acto espectacular.

🚩 https://goo.gl/maps/dyvRvkVJG7tBXHpy5

  • Cala “La Mochuela”

Podemos decir que en términos de popularidad esta cala no sobresale, pero tiene algo muy especial que hace que vayas hasta ella. Sus vistas a todo su alrededor se asemejan a las de una enorme playa. El paisaje y el color fuego del sendero que desciende hasta llegar al lugar es precioso.

🚩 https://goo.gl/maps/G8hum6iB5XjMdKv4A 

Adelante! Cuando todo esto medianamente «acabe» activa ese «cerdito viajero aventurero interior» y a por las calas! Olvida esas aglomeraciones de gente semidesnuda y embadurnada en crema solar (aunque sí que recomendamos su aplicación), ese olor a fritos y a carne achicharrada.  Coge tu coche, moto, autobús, bici o caballo semialado, y a por las calas! A disfrutar del entorno natural en todo su esplendor, sin sucedáneos, auténtica brisa marina, arena fina, escarpados acantilados, asientos hechos de roca, y sepias que se camuflan en el suelo marino…no te lo puedes perder!

Sobre el autor

Una persona despistada, olvidadiza pero feliz.

También te puede gustar:

2 comentarios

    1. Exacto. Si no somos responsables y cuidadosos no nos quedarán lugares hermosos que visitar. Tendemos a pensar que todo lo que hay en la naturaleza nos pertenece, cuando somos nosotros quienes pertenecemos a ella. Personalmente, cuando llego a una playa o cala muy masificada, intento buscar otra en la que haya menos gente, por el simple hecho de no ahogar el agua con nuestras cremas para broncearnos o protegernos del Sol, de no agobiar a la posible fauna que viva allí, tanto dentro como fuera del mar.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: