ERRORES

Creo que uno de nuestros más graves errores en la vida es crear expectativas en los demás, puede ser amigos, pareja, citas, familia, conocidos, desconocidos…

Pensar que nos deben algo o que deben ser de tal manera, porque así lo han creado nuestras expectativas, ya es un ERROR. Creo en aquello que dice que las mujeres son de Marte y los hombres de Venus, o algo así se escucha. No somos iguales, eso está claro. Y muchos dicen que las mujeres somos más complicadas que los hombres. Si supieran que los hombres también lo son. 😁

Y es evidente que somos diferentes, en todos los aspectos. No podemos compararnos o pretender que actuamos de la misma forma. Por eso hay que destacar, que cuando creamos expectativas sobre alguien, terminamos decepcionados, frustrados, tristes y desconcertados.

Enfadados con la otra persona porque los responsabilizamos de nuestras expectativas cuando no las cumplen. Esperar algo del otro, es una lucha interna contra nosotros mismos, contra nuestras emociones que estarán a flor de piel. No todo es negativo porque gracias a ello podemos visualizar los aspectos que debemos mejorar en nosotros.

Soltar las expectativas y apreciar todo. Cuando no esperas nada todo llega.

En lugar de culparle al otro, por cómo actúa o cómo debería actuar. Podemos plantearnos por qué esa persona nos hace sentir de esa manera. Por qué provocan esas emociones y sentimientos en mi ser. O quizás estamos repitiendo patrones inconscientes que no hemos sanado y que nos queda por descubrirlos para poder sanar.

Por qué una cosa es tener estándares (relacionado con lo que tú crees merecer) y otra son las expectativas (lo que esperas del otro). Hay que aprender a diferenciarlos.

En el tema de relaciones de pareja, nadie nos ha enseñado como amar, cuál es la forma correcta de amar, incluso si preguntamos a nuestros padres, especialmente a nuestra madre, su respuesta va a ser: “que a ella tampoco la enseñaron”. Se casó porque tenía que casarse.

La sociedad nos ha inculcado que debemos encontrar, buscar nuestra media naranja, nuestra alma gemela. ¡Por favor!

Y de no seguir el cauce de la sociedad, vas a escuchar mucho la frase típica, «que se te va a pasar el arroz» como si de un halago se tratase.

Aún siguen existiendo estereotipos, sobre cómo debemos vivir nuestra vida o el por qué la sociedad sigue creyendo que estar en una relación es la única forma de ser feliz en la vida.

Esas pequeñas cosillas hacen que nuestra mente se confunda y creamos en la necesidad de tener nuestra media naranja para poder ser felices. Caemos en esa presión social inconscientemente.

No hay nada mejor que ser una naranja entera dispuesta a compartir con otra cuando llegue el momento. Que la presión social no influya en nuestras decisiones y que las decisiones que tomemos nos hagan felices a nosotros y no por complacer a los demás.

Y recuerda: no crees expectativas y nunca vivirás decepcionado.

Publicado por maycornia

¡𝐇𝐨𝐥𝐚 𝐚 𝐭𝐨𝐝𝐨𝐬! Mi nombre es May una persona despistada, olvidadiza pero feliz. Me gustaría que en este blog encuentres información de interés y calidad, me gusta compartir recomendaciones, experiencias y algo de reflexiones. ¿𝑻𝒆 𝒂𝒑𝒖𝒏𝒕𝒂𝒔 𝒂 𝒍𝒂𝒔 𝒂𝒗𝒆𝒏𝒕𝒖𝒓𝒂𝒔 𝒊𝒈𝒈𝒚?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: